Femtofotografía

En alguna ocasión todos hemos tratado de registrar con nitidez un cuerpo en movimiento, como gotas de agua, pájaros en vuelo, etc. Las cámaras de fotografía permiten tiempos de obturación muy breves, de hasta 1/8000 s en modo mecánico y 1/32.000 s en modo electrónico. No obstante, estos tiempos no son suficientes para detener una bala que se desplaza a 1000 metros por segundo.

 Pero, ¿cómo se puede fotografiar una bala que se desplaza a 1000 metros por segundo? ¿O un globo lleno de agua en el momento en que estalla? En 1926 Harold Eugene Edgerton desarrolló un sistema de flash que emitía un pulso de luz con una duración de 1/1.000.000 s con el que captó impresionantes fotografías de lo “invisible”. En una de las más famosas se aprecia con claridad el instante en que una bala parte por la mitad un naipe.

¿Y si os digo que se puede fotografiar el movimiento de la luz? Esto ya es otra cosa, ¿verdad? Con una cámara especial desarrollada por el MIT se ha conseguido esta proeza. Más allá de su espectacularidad y complejidad técnica, las imágenes demuestran la validez de la teoría de la relatividad. En el siguiente vídeo de TED podemos ver cómo se ha conseguido.

Hay que tener en cuenta que la cámara no capta 1 trillón de fotogramas por segundo como dice el texto, sino 1 billón (el típico error de traducción de billions y trillions).

Si sientes curiosidad clica en la siguiente imagen para disfrutar de la femtofotografía:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Don`t copy text!